17 ago. 2010

El calendario

-ZM-

Parece que la vida es como un pendulo, y los hechos se suceden siempre en las mismas fechas.
La oscilacion de las situaciones que van haciendo mella en mi vida golpea siempre en el mismo punto del calendario.

Dos hechos tan aislados de ellos no puede ser coincidencia que ocurran simultaneamente al mismo periodo.
El primero, me deja del todo indiferente, aunque me hubiese gustado que me afectase mas, pero creo que al final fue lo mejor que paso
El segundo, deberia de dejarme indiferente, pero ha rozado con la espina clavada y me hace pensar... menos mal que ya se como se saca la espina.
Sensaciones que no se como definir, una de un tremendo vacio, y otra de no reconocer algo, de pensar ¿ ha cambiado algo realmente?

Esta vez es diferente, la respuesta la escribo yo, ahora controlo no solo lo que digo, sino lo que pienso y siento... aunque confieso que era mucho mas feliz cuando no dominaba estas situaciones que, periodicamente, oscilan y van dejando su huella...

8 ago. 2010

Hoy me parece una eternidad

-ZM-

Por estas fechas, ecuador de verano, siempre me sobrevienen algunos recuerdos que vuelven a brotar desde hace ya un tiempo

A su vez, pienso en las consecuencias de mis pequeñas acciones relacionadas con dichos recuerdos, por accion o por omision de las mismas. Comienzo con la historia de aquella tardes de verano.

Como olvidar aquella tarde de hace cuatro años cuando demostre cuanto te ame y como olvidar mi corazon estrellado en la pared.
Todos esos dias previos en los que busque poner a tus pies la luna y envolver en aire un beso que guardases como aroma de tu piel.
Como olvidar los consiguientes dias, que se fueron apagando poco a poco hasta descansar en el olvido...

Pero cada ecuador de verano vuelve a mi esa fecha señalada, con un clavel a sus pies, manchado de rojo de las lagrimas que brotaron de mi corazon...
Afronto el dilema de volver a demostrar que no te he olvidado o el de demostrar que ya lo he superado, balanceandome año tras año entre una y otra respuesta...

Y aqui me encuentro hoy, que paseando un dia por la calle por alli donde tu me sonreiste mientras caminabas a mi lado me di cuenta que esa fecha estaba llegando.
Hoy me parece una eternidad el tiempo que paso desde esto que estoy contando, tanto que hasta me cuesta recordar la forma de tu cara y esos pequeños detalles que juntos plasmamos en un libro de recuerdos.

Ya sabes que supere y que prometi no olvidar, pero cada año por estas fechas no se me olvida recordar, y deseandote todo lo mejor me quedo aqui, esperando sinceramente volver a saber que fue de ti..