16 abr. 2012

285

-ZM-

Una imagen tuya dice mas que mil recuerdos mios, por eso me quedo clavado cuando veo tus albums. Incapaz de procesar tanto, el rincon de mi mente que no olvida, se colapsa por un momento.

Te veo sonreir y pareces ser feliz. La vida cambio para ti y me hace preguntarme cosas sobre la mia. Se que seguramente es injusto para mi esta comparacion, pero es inevitable. Se me cruza por la cabeza hacer una locura, volver a tirarme al detallismo romantico que sinceramente creo que pudo condenarme.

Desde luego, la vida nos llevó a cada uno por su lado:la chica de la sonrisa al norte mientras el chico de las manos en los bolsillos sigue perdiendo el tiempo en el sur. Si el destino nos separo y nos une cada cierto tiempo por unas imagenes y una conversacion cada vez mas incomoda y vacia él bien sabra porque lo hizo.

Y por esas imagenes veo que tu sigues igual, de sonrisa electrica y los ojos brillantes, y yo con mis palabras en mi lengua intensa natural, esas que desoyendo algun consejo no me atrevo a plasmar.

Hacia tiempo que la caida no era tan intensa, pero creo que me dejo huella el no entender el porque desconectamos. Ya no hay cambio que no me sorprenda en este camino que tenemos separado. Pero mientras esas imagenes van pasando, yo voy escribiendo con la esperanza de que lo leas, de conseguir hacerme notar.

Y me rio, sabiendo que tu ni siquiera serias capaz de venir a saludarme si nos vemos por la calle, que no te arriesgarias a romper el cristal de la tercera pared invisible que levantaste entre nosotros y que hace tiempo tiene una altura insalvable.
Y yo, aun sabiendo eso, sigo guardando un momento de silencio cada vez que veo una imagen tuya, incapaz de evitar sentir de nuevo aquellas palabras.